Contrato Escritura sobre el arrendamiento de la Venta en el año 1791, por Joset García encargado de la Sra. Marquesa de Espinardo, a Pedro Andrés Rodríguez.

(datos conseguidos y resumidos por D. Paco).

 

ARRENDAMIENTO DE LA VENTA DE ALBATANA.

JOSET GARCÍA, ENCARGADO DE LA SRA. MARQUESA DE ESPINARDO

A

PEDRO ANDRÉS RODRÍGUEZ

 

En la villa de Jumilla, a veinte y tres del mes de julio de mil setecientos noventa y un años, ante mí, el Escribano y testigo infrainscrito, Joset García, vecino de la villa de Hellín, en nombre de la Sra.Marquesa, viuda, de Espinardo, y en virtud de orden que por su Señoría se le ha conferido en su carta con fecha en la villa de Espinardo a veinte y uno de junio próximo de este presente año, firmada de su puño y letra sellada con el sello de sus armas y refrendada por Ángel Martínez Lorente, su Secretario, que para el efecto que abajo se expresará se me ha exhibido por el propio Joset García, a quien se la he devuelto y, al ser bastante para celebrar este Contrato, doy y hago fe:

Digo que, usando lo que dicha orden atorgaba y conocía, daba y dio en arrendamiento a Pedro Andrés Rodríguez como Principal y a Juan Gómez como su fiador y llano pagador vecino de la villa de Albatana, La Venta, Posada de la Jurisdicción de (Albatana), propia de Su Señorío, por tiempo y espacio de un año que principió a correr en el día veinte y cuatro del referido próximo (pasado) mes de junio y finará víspera de semejante día del que vendrá de mil setecientos noventa y dos, por precio de doscientos Ducados a pagar de tres a tres meses con anticipación.

Y así mismo arrienda a los susodichos las tierras y bancales anejos a la dicha Venta, y no a cualquiera otra persona, ni por algún otro motivo, cumpliendo los susodichos con lo estipulado en esta Escritura.

Y hallándose presentes a la celebración de ella los referidos Pedro Andrés Rodríguez y Juan Gómez, Principal y Fiador, los dos juntos y de mancomún a voz de uno, y cada uno de por sí insólidum, renunciando como expresamente renunciaron las leyes de duobus reis devendi, el auténtica presente hocita de fide Jusoribus, con el beneficio de la división, excusión de bienes, y demás leyes y fueros de la mancomunidad, y fianza, como en ellas se contiene, dijeron:

& que la aceptaban y aceptaron en todo y por toda según y como en ella se contiene, y que aceptan y aceptaron en arrendamiento la expresada Venta por el referido precio de doscientos ducados, que pagarán en la forma prevenida, como también el quinto de terraje de los bancales anejos a laVenta que así mismo reciben en este Arrendamiento, pagando como pagarán igualmente las diez y ocho perdices por razón de Aveala.

& que se obligaron a que sean de su cuenta los reparos que ocurran en la Venta principales del Parador, como también de echar a su costa cuatro días de obra para los reparos de conservación de dicha Venta, pagando en yeso y lo que se consuma en ella por Maestro, Amasador y Oficial, y los jornales de estos.

Y del susodicho Arrendamiento se dieron por contentos y entregados a su voluntad, sobre que renunciaron las leyes de la entrega, a prueba y las demás propias de Su Señoría, que de costumbre se han dado en Arrendamiento, con las referida Venta en los años anteriores por el mismo tiempo que queda estipulado con la condición de haber de pagar el quinto de terraje con arreglo a la Facultad Real con que fueron establecidas las propiedades de esta villa de Albatana y la de Ontur, con más la Aveala de diez y ocho perdices por la Navidad, poco antes o poco después, siendo también de cuenta de los susodichos Pedro Andrés y Juan Gómez los reparos que ocurran en las puertas principales del Parador, pero no el fabricarlos de nuevo, con la condición así mismo que los susodichos han de tener obligación de echar a su costa cuatro días de obra para repara la Venta, y pagando en yeso que se consuma en ella por Maestro, Albañiles, Amasador y Oficial y los jornales a cuenta.

También es condición que si cumplido el año de este Arrendamiento no les tuviese cuenta a los susodichos el seguir en él ni a la parte de Su Señoría el continuarlo, tengan facultades una y otra para despedirse y despedirlos avisando en cualquiera manera que sea una mes antes, y no verificado esto, ha de ser visto continuar el referido Arrendamiento, por el mismo tiempo y precio y enunciados y cualidades, y así sucesivamente hasta que se verifique esta condición de despedida.

Y el nomidado Joset García se obligó en nombre de la Sra. Marquese a que este Arrendamiento les será cierto y seguro, no inquietado ni despojado de él durante dicho tiempo, por más cantidad que ofrezca y diere que en el caso se requiere. Y por lo de mantener los plazos y Avealas, que no pagaren, reparos y días de trabajo que no echaren, con las costas, gastos, daños, intereses, que sobre su cobranza se causaren, se les pueda ejecutar con sólo esta escritura y el Juramento de la parte de Su Señoría con revelación de otras pruebas, aunque de este se requieran.

Y los otorgantes, por lo que a cada uno toca cumplir y guardar, obligaron al susodicho Joset García los propios bienes y rentas de la Sra. Marquesa, y los expresados Pedro Andrés y Juan Gómez sus personas y bienes habidos en toda parte y lugar y dieron poder a los Justicias de Su Majestad de cualquier parte que sean y en especial a los de dicha Villa de Albatana o a los que competa para que les apremien a su cumplimiento con rodo rigor el daño y vía especulativa como por sentencia parando en Autoridad de cosa juzgada y consentida, renunciaron todas las leyes y fueros a su favor.

En cuyo testimonio así lo otorgaron, siendo testigos Don Pedro Pablo Abellán Lozano, Antonio Jiménez y Agustín Guardiola Ruiz, vecinos de esta villa y los otorgantes de los que doy fe y conozco, firmaron los que supieron y por el que dijo no saber uno de los otros testigos.

Firmas